EL RUBÍ

El rubí es una variedad del corindón, mineral fuertemente alocromático y es la única sustancia en la escala de Mohs equivalente al número 9 por su dureza.

El corindón pasa a llamarse Rubí, cuando a causa de inclusiones de cromo, presenta un color rojo con tonalidades que van del rojo más vivo ( color típico del rubí que es llamado “ sangro de gorrión” ) al rosado.
Los rubíes se encuentran generalmente en rocas metamórficas. Los yacimientos más importantes del mundo son los de Birmania, aunque también se encuentran en Sri Lanka, Siam, Vietnam, Thailandia, China, Tanzania y Madagascar. Existen yacimientos de rubíes también en Italia y particularmente en el Monte Terminillo, pero se trata de cristales muy pequeños ( 1mm o 2 mm ).

Talla

Generalmente los cristales de rubí no son particularmente grandes, sobre todo si se buscan rubíes con elevada transparencia. Por este motivo, se consideran excepcionales los rubíes claros de peso superior a 10 quilates.
La calidad del rubí en bruto tiene una grandísima importancia en la elección de la talla. Las mejores gemas se tallarán facetadas, mientras que se tallarán en cabujón las piedras menos transparentes. Ésta última talla se prefiere cuando la gema se presenta con el fenómeno de asterismo.

Rasgos históricos

La palabra Rubí proviene del latín rubeus ( rojo ). Es una gema muy rara a su vez utilizada desde la antigüedad. De echo se encuentran preciosos rubíes entre las joyas de época. No todo lo que ha sido considerado como rubíes ha resultado ser tal, con el transcurso de los siglos.
Hoy en dia, los modernos métodos gemológicos permiten hacer un análisis preciso de la piedra y establecer la naturaleza de la misma. El rubí, una vez tallado se puede confundir fácilmente con granates o espinelas.
Un conocido caso de “ falsos rubíes “ es el que respecta a las joyas de la corona británica: los famosos “ rubíes del príncipe negro “ y “ rubí del Timur “. Resultaron ser espinelas de elevada calidad.

Producción sintética

El rubí puede ser tratado térmicamente o producido sintéticamente. De hecho, fue la primera gema reproducida en un laboratorio. La primera síntesis se debe al francés Auguste Verneuil en el año 1902. Éste pantentó un método que consiste en fundir un polvo de los mismos elementos que componen naturalmente el rubí. El producto de la fusión se deposita en un soporte en constante rotación donde se enfria formando el cristal. Las gemas producidas bajo este método son facilmente identificables como sintéticas incluso después de la talla, dado que en su interior presentan curvas de crecimiento.

Curiosidades

El rubí se utiliza principalmente en el campo gemológico para las joyas en las cuales se exalta rareza y belleza en joyas únicas. A pesar de este hecho, el mercado del rubí no se limita al mercado de la joyeria. Es adquirido por coleccionistas y por quien se ocupa de la cristalterapia. En éste último caso se prefieren las raíces de rubí.
El rubí es la piedra correspondiente de los nativos del mes de Julio y la representativa de los cuarenta años de matrimonio.